Cómo usar Snapchat en tu estrategia de vídeo marketing

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on digg
Digg

Algo está pasando con Snapchat.

Reconozco que desde que me encerré en casa y en los platós para el lanzamiento de cursovideomarketing he experimentado cierto grado de soledad al no tener compañeros. Soledad que, no me da ningún reparo reconocerlo, se ha visto suavizada por el uso de esta red social.

Al igual que muchos, instalé Snapchat en mi teléfono casi sin darle importancia, como una red social más, pero mucho menos intuitiva. Y como muchos la dejé meses olvidada en un rincón del escritorio.

Pero algo está cambiando.

A través de alguna amistad metida en el mundo de la moda y el blogging vi que se le empezaba a dar un uso más allá del intercambio de fotos genitales que ya conocíamos todos. Empezábamos a usarlo para cosas mucho más útiles.

Así que empecé a darle confianza. Poco a poco y cada vez más. Hasgta que quedé enganchado.

Snap Código Pepe Romera

Vaya por delante mi usuario: elfigura

¿Porqué necesitamos Snapchat?

Os voy a dar mis motivos: necesito una red social en la que quitarme las zapatillas. Así de claro. En un mundo en el que la marca personal y el mensaje corporativo se han extendido y diluido con casi todas nuestras publicaciones, yo necesito algo informal, sincero y sobre todo efímero. Y eso es snapchat.

Lo que podéis encontrar en mis snaps:

  • Mi día a día. Saber a dónde voy y qué estoy haciendo prácticamente en cualquier momento.
  • Reflexiones absurdas e innecesarias. Algunas pueden ofenderte, pero esta es mi fiesta y digo lo que quiero.
  • Juegos y encuestas. Ahora hablamos de eso, pero siempre estoy proponiendo acertijos o pruebas.
  • Tonterías, muchas tonterías. Bromas, gags, gestos absurdos… Pepe Romera en estado puro.

Y pienso seguir haciéndolo, porque como te  digo no quiero que Snapchat se convierta en un escaparate más en el que mostrarme: quiero que sea parte de mi intimidad que yo quiero dejar visible.

No me muestro, sino que tú te asomas a verme.

Como muestra un botón. Aquí puedes disfrutar de una breve historia extraída de mi timeline, en la que explico una curiosa tradición que mantengo desde hace meses: las tetas del día.

Como puedes comprobar estoy compartiendo contenido que no compartiría en ningún otro canal digital. Lo que quiero es que entiendas cómo veo yo Snapchat y el uso que me gusta darle. Pero ojo, no todo son tonterías, a veces comento actualidad o lanzo algún consejo basándome en mi propia experiencia, ya sea para recomendar un micrófono, o para conseguir que un vídeo quede mejor cuando lo estás editando.

 

Cómo usar Snapchat en nuestra estrategia de vídeo marketing.

Esto es algo que preocupa y mucho a las marcas, algunas ya se han puesto en contacto conmigo para recibir algún tipo de indicación. Yo me declaro heavy user de la herramienta, sin duda, pero Dios mediante de creerme un experto en ella. Uno de los mantras que repiten sin cesar los gurús de Snapchat es que cada uno lo usa como le da la gana. Aunque a veces esto no se respeta del todo. Luego lo matizo.

La preocupación de las marcas viene por dos factores fundamentarles de snapchat: no podemos subir contenido desde el carrete del teléfono (o al menos no lo podemos hacer oficialmente) y tampoco analizar el impacto de nuestras publicaciones, salvo los visionados. No sabemos si nuestros vídeos gustan o no. A esto tenemos que sumarle lo más llamativo a priori de la red social del fantasmita: los vídeos desaparecen a las 24 horas.

Nota: Por si has llegado hasta aquí sin saberlo, en Snapchat podemos hacer capturas de pantalla, enviando así información al autor de la publicación capturada. De esta forma podemos “interactuar” aunque sólo sea dejando esa pequeña señal.

Entonces, ¿qué podemos hacer?

Bueno, yo fijaría un objetivo claro: tenemos que ganar interacción. Reciprocidad. Lo que ahora mismo se llama feedback. Y para ello sólo tenemos un puñado de opciones, pero vayamos por el principio: yo os traigo un puñado de ideas para que luego hagáis lo que os apetezca.

  • Mostrar el día a día de la empresa o marca. Está claro que tienes una empresa muy importante, que hacéis cosas muy serias y muy profesionales, pero… ¿sois un equipo divertido? Ver el día a día de una redacción, un equipo de producción o un departamento en su trabajo puede ser algo que acerque los usuarios a la marca. No te preocupes si no es muy profesional o si te ha quedado algo imperfecto: mañana habrá desaparecido.
  • Enviar tráfico a tus redes principales. Esto es algo que los youtubers, blogueros e influencers en general descubrieron hace tiempo: Snapchat sirve -entre otras cosas- para enviar tráfico a tus redes más importantes. Es por eso que muchos de ellos cuando publican un post o un nuevo vídeo, automáticamente lo difunden en sus redes para conseguir aumentar las visitas o reproducciones. Si además de esto te anticipas con algún adelanto, lo bordas. Pero de eso te hablo en el siguiente punto.
  • Anticipos de trabajos aún no publicados. Esto lo estoy viendo ya en algunos perfiles de marcas. Antes de lanzar una publicación, un producto o un servicio concreto, lo muestran en Snapchat. Esto hace sentir al usuario que está accediendo a un material exclusivo en primicia, lo cual sin duda aumentará la fidelización, y la atención sobre el propio producto cuando este salga al mercado. A todos nos gusta decir eso de “ah, sí, esto ya lo vi antes”.
  • Encuestas sobre preferencias. Como indicaba al principio, se trata de saber quíen está al otro lado. Como no podemos tener likes o interacción pública con cada publicación, lo mejor será preguntar. Podemos intentar averiguar hábitos de consumo, preferencias de compra, gustos en cuanto a diseño, etc. No sólo obtendremos datos inmediatos sobre lo que estamos preguntando, sino que además sabremos cuales son los usuarios (y los temas) que más comprometidos están con nuestra marca.
  • Dar poder a los usuarios. De la misma forma que en el punto anterior os animo a compartir material en primicia, en este os cuento lo útil que puede ser ofrecer a los usuarios la posibilidad de decidir sobre nuestro trabajo. Desde el tema que escribir en nuestro blog, el producto que vamos a sacar ofertado este verano o, por poner un ejemplo real, cual debe ser la portada del nuevo número de mi revista. Esto hará que cuando los usuarios la vean publicada exclamen “eh! esta es la que yo voté!”.
  • “Regalar” fondos de escritorio. Esto es algo que he visto a los chicos de Gnomo.eu, en Valencia. Como negocio dedicado a los productos de decoración y diseño, saben cuidar nuestros teléfonos incluso en la distancia. Lo que hacen es advertir de que van a publicar una imagen que podemos usar de fondo de escritorio en nuestros dispositivos. Tan sólo tendremos que capturar la imagen.
  • Contar historias. Tanto si vamos a realizar un proyecto, como si emprendemos un viaje de empresa o estamos a punto de enviar un paquete para un cliente… podemos contarlo. Hagámos partícipe a nuestros seguidores de cómo es nuestro trabajo. A veces puede ser un proceso más metódico, como el lettering de un artista, o más metódico, como comentar las herramientas que estamos usando para averiguar las necesidades de nuestro cliente.

A quién sigo yo en Snapchat.

Otra de las complicaciones de Snapchat es que es muy complicado encontrar usuarios de interés para seguir. Como no podemos saber quién sigue a quién, nos toca preguntar. Yo he ido poco a poco descubriendo los canales de amigos y referentes en su sector, y a través de ellos he podido dar con otros tantos, gracias a sus recomendaciones.

No son los mejores, pero son buena gente:

  • Lucas (calvoconbarba). Lucas nos cuenta su día a día reflexionando la mayoría de las veces sobre el propio Snapchat. Al igual que a mí, a él le fascina este no-tan-nuevo canal, y siempre está realizando encuestas y autoanálisis. A través de él además podemos conocer algún que otro evento sobre el mundo de los negocios y emprendimiento de la zona de Zaragoza.
  • Xavi Calvo (Xavi_Calvo). Xavi y su adicción a Nespresso me han acompañado durante muchas solitarias mañanas de Invierno. Casi creo conocer su estudio de diseño, Menta, como si hubiera estado en él. Además también reflexiona sobre el uso que le damos a Snapchat, y sobre lo que le gusta y no le gusta.
  • Koi Samsa (koisamsa). Conocí a Koi a través de un comentario en un post sobre Youtubers, y desde entonces la sigo en redes, precisamente porque ella vive de primera mano cómo es el trabajo con estos influencers. En su Snapchat encuentro a JPelirrojo o Roenlared entre otros, además de disfrutar con sus trabajos de Lettering. Os la recomiendo encarecidamente.
  • Jorge Gonzalez (jorgegonzalezd). Jorge ha sido un descubrimiento tardío, pero sin el cual ya no puedo vivir. Más cercano al formato americano, Jorge se empeña día a día en compartir noticias y herramientas útiles en torno a social media y marketing digital para que todos podamos aprender algo, aunque sea sólo en 10 segundos.
  • Gnomo.eu (gnomo.eu). Los chicos de Gnomo.eu, de los que ya os he hablado antes, tienen una cuenta corporativa que da gusto ver. En los últimos meses he ido poco a poco siguiendo marcas, para estudiar sus estrategias, y puedo decir que la de los chicos de Gnomo es de las pocas que realmente consigue hacerte olvidar que se trata de un negocio.
  • Gil Ozeri (gilozeri). A Gil lo conocí a través del típico post “los 10 snapchatters que debes seguir”, y la verdad es que me gusta mucho. Lo que hace este chico es crear pequeñas piezas de humor en las que hace absolutamente de todo, desde derramar mantequilla de cacahuete en el maletero de su coche, hasta meterse dentro de la lavadora. Y todo para un vídeo que después va a desaparecer. Ole.
  • Paula kuluska (kuluskapau). A Paula la recomiendo casi por quién es ella más que por su Snapchat. De hecho, hace muy muy poquito que ha empezado y es muy divertido ver como poco a poco va descubriendo la herramienta y haciéndola suya. La mayoría de veces son críticas al panorama snapchater, pero es que nos lo merecemos.
  • Álvaro Valladares (alvaromarketing). Cierro este listado con la persona culpable de que yo esté como esté en redes sociales. Álvaro comparte micro, ciudad y amistades conmigo, y su rutina me recuerda mucho a la mía, salvo que él sale de casa de vez en cuando.

 

Pero, ¿es oro todo lo que reluce? Cosas que no me gusta encontrar en Snapchat.

Gente al volante. No puedo evitarlo pero soy muy intransigente con estas cosas. Si ya me cuesta mirar para otro lado cuando veo a alguien conduciendo mientras sujeta el teléfono junto al oído, no os podéis imaginar lo que alucino cuando me salta un snap de alguien que, literalmente, no ha podido esperar a llegar al destino para compartir ese pensamiento o reflexión. Sé que los atascos son aburridos, pero por favor: algo de cabeza.

Discursos eternos. Hay muchos usuarios que aprovechan lo efímero de snapchat para expresar todas sus ideas. Todas. Sin filtro. Y esto provoca que se embarquen en una retahíla de snaps en los que es fácil perder el interés. No digo que no sean válidas para snapchat, nada más lejos, sólo que en mi caso es fácil que acabe saltando a la siguiente historia. Personalmente lo que me gusta de Snapchat es ver el día a día de las personas, más que saber qué les pasa por la cabeza.

Mensajes corporativos. Ya lo hemos dicho. Se puede hacer, pero se puede hacer bien. El aprovechar snapchat para vender nuestro libro, mensaje comercial y seguir con la sonrisa profident es algo que me puede. He entrado aquí a ver a la persona, no a la marca.

¿Es que nadie tiene un mal día en Snapchat? Esto es alucinante. Por lo visto cuando abres un perfil en Snapchat dejas de tener días horribles, anodinos o rutinarios. De repente todo son reuniones prometedoras, entrenamientos al aire libre, y desayunos ideales. Ya sé que el día hay que empezarlo con energía, pero por favor, ¿soy el único al que a veces no le apetece NADA sentarse delante de la pantalla?

Y bueno, aunque me vienen a la cabeza un par de temas más, creo que me voy a aplicar el cuento de no enrollarme y terminaré este post aquí. Me gustaría mucho saber tu opinión, que me digas el uso que le das a Snapchat, a quién sigues (y porqué) y si te has sentido identificado/a en este texto

Dime, ¿cómo estás usando snapchat?

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on digg
Digg

Comentarios

22 respuestas

  1. La verdad que aún no le he dado una oportunidad a snapchap, son tantas redes sociales que atender… pero sin lugar a dudas, si lo empezase a usar, mostraría mi lado más personal, porque es lo que más fideliza a tu audiencia/cliente.

    Un saludo!

    1. Muy bien dicho Marta, snpachat es lugar para ser uno mismo, sin mensaje comercial. Mi consejo es que te pongas las pilas cuanto antes para empezar a entender la aplicación (advertencia, prepárate para envejecer de golpe 10 años cuando la pruebes por primera vez) :)

  2. ¡Qué interesante artículo! Comparto la opinión de que snapchat es la red en la que perder las formas e improvisar. Es como llegar a casa y ponerte el pijama.
    me pasó lo que comentas: la instalé, la dejé durante meses y ahora me está enganchando.
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog, te sigo figura!
    Sabina

    1. Gracias Sabina! Me alegra que veas en esta red social la oportunidad de “soltarnos la melena”. Yo al menos así la entiendo, y por lo que parece no estoy solo.

      :)

  3. Hola Pepe,

    Muchas gracias por el post y por la mención.

    No creo que merezca estar entre tantos snappers ilustres, pero te agradezco el gesto :)

    Ya que este post va sobre snapchat, y ahí parece que hay “barra libre” para decir lo que sea, pues yo suelto esto:
    sólo por “descubrirte” (dentro y fuera de snapchat) ha merecido la pena abrirme mi cuenta de snapchat.

    No sé cómo no te conocía, porque tenemos muchas cosas en común, pero que snapchat nos haya “presentado” (en realidad fue álvaro Valladares en un tuit, creo) ya hace que mi roi en Snapchat sea mayor en unas pocas semanas de uso que el de muchas redes sociales mainstream en donde estoy en “contacto” con mil gurús que en realidad son unos capullos y profesionalmente no valen un duro.

    Me dijiste que los comentarios de tu blog también se auto-destruían a las 24 horas, ¿verdad?

    ¡Un abrazo!

    1. Jajaja, gracias a ti Jorge, por tu trabajo y por pasar por aquí a dejar un comentario.

      Ciertamente Snapchat ha servido de filtro y nos ha permitido conocer a todos aquellos profesionales que de verdad están interesados en las redes y en el papel que pueden jugar en ellas. La diferencia entre un gurú y un marketer es que los primeros hablan de redes sin participar activamente en ellas. Tú y yo nos hemos conocido en la trinchera del Social Media, amigo.

      Un abrazo.

    1. HOLA VICENTE! GRACIAS POR TU COME TARIO.

      TAMPOCO SE TRATA DE HACER EL CABRA GRATUITAMENTE, PERO DESDE LUEGO SÍ DONDE RELAJARSE Y HACER Y/O DECIR LO QUE TE APETEZCA, DEJANDO DE LADO (SI QUIERES) EL MENSAJE CORPORATIVO. Yo soy igual de personal en todas las redes, pero sin duda en esta es donde menos filtros aplico.

      :)

  4. ¡Hola! Soy de Puerto Rico. Uso snaPchat para presentar mi día a día como familia que educa en el hogar y mi interacciÓn con mi familia y niños. También un poco sobre mis experiencias como profesional independiente (soy coMunicadora, periodiSta y bloguera) y sobre tuRiSmo inTerno.

    1. Genial Mariellsa, por lo que veo estás sacándole mucho provecho a la herramienta. ¿Cual es tu usuario? Te sigo y veo lo que haces. :)

  5. Pepe! TE conocí gracias a la recomendación de Calvoconbarba y soy muy fan de tus snaps, tanto es así que parece que nos conocemos de toda la vida.
    La verdad es que yo uso snapchat en los momentos más locos que serios y reflexivos pero creo que cada vez más me arranco a decir cosas serias también, aunque con un toque de humor.

    He de reconocer que las primeras veces son difíciles, más que nada porque te sientes estúpido hablando al teléfono (de hecho en el trabajo me voy a una sala aparte porque me da vergUenza, imagínate en la calle).

    Pero es muy divertida, sobre todo cuando vas descubriendo a gente y vas interaccionando con ellas.

    A nivel de marca, es cierto, que aún les queda mucho, pero será interesante ver cómo las utilizan.

    Gracias por los buenos momentos y lo salao que eres en el fantasmita amarillo!

    Un saludo a todos snapchaters!

    1. Hola Chus! Muchísimas gracias por tu comentario, no veas la ilusión que me ha hecho. Es cierto que snapchat tiene ese “algo” que hace que conectemos a un nivel mucho más personal, en el que dejamos atrás postureos y filtros para vernos en nuestro día a día (aunque sigue costándome encontrar gente cabreada o con un mal día) y eso hace que al final todos seamos como colegas. Si a eso le sumas que los comentarios generados se convierten en conversaciones privadas, multiplica el valor del engagement.

      Yo estoy viendo como poco a poco muchos influencers se están dejando atraer por el lado amarillo de la fuerza, y cada vez cuesta más encontrarlos en otras redes sociales.

      Te veo dentro!! :)

  6. La verdad es que a mí esta red social me tiene enganchado. Veo, como si canales de Tdt se tratase, las aventuras y desventuras de la gente que sigo, sus filias, sus fobias y, la verdad es que me gusta. Otra cosa es que servidor cree contenido porque el techo de cristal de la vergüenza es difícil. Y no por grabarse uno, sino por el efecto que puede llegar a tener en la gente que lo vea (en plan, ‘mira este, procrastinando’).
    En todo caso, sigo en ello.
    Gracias.

    1. Bueno Peris, realmente se pueden compartir muchas cosas, y yo nunca pienso que aquellos que publican (publicamos) mucho estamos procrastinando. Cuando trabajamos con alguien al lado, surgen esporádicamente momentos de comentar cosas del trabajo, del partido de ayer, de la actualidad política… y luego cada uno sigue a lo suyo. Para muchos snapchat ocupa ese mismo espacio.

      Venga, anímate que queremos ver lo que haces! :)

  7. Ay!!!! Mi querida y amada droga snapchat.
    Sólo por la increible gente que he conocido y la interacción que tengo con todos vosotros ha merecido la pena.

    1. Hoy hablábamos de cual es el futuro de estas redes, ya que -lamentablemente- sólo hay sitio para una. Sea como sea lo ganado en Snapchat habrá merecido la pena instalarla.

      :)

  8. Yo, aunque en alguna ocasión lo uso de forma más personal, básicamente lo utilizo como una herramienta que me permite grabar videos cortos para enseñar idiomas. Los videos los subo a snapchat e instagram y después hago una recopilación que publico en youtube. lo curioso es que en snapchat es donde menos se ven (me siguen 4 y los ven dos) y en instagram donde más. creo que snapchat necesitaria una opción para que pudieramos descubrir canales de otras personas y no solo los canales que promociona y que rara vez me interesan.. ( @elarboldebabel )

    1. Hola Joan! Gracias por tu comentario.

      Es cierto que en Snapchat es donde más cuesta ganar seguidores, lo cual hace que aún los valores más. Esta característica es, en parte, lo que atrae a muchos usuarios, ya que realmente lo único que puede primar es el contenido, por encima de seguidores y likes. Lo que suele funcionar es la recomendación, pero para ello a parte de crear contenidos debes recordar a aquellos que te siguen que compartan tu usuario en sus timenlines.

      Yo me dedico a crear contenido sin estrategia, porque me gusta y porque lo disfruto, pero de vez en cuando me entero de que alguien me ha recomendado, precisamente por eso, porque lo que he dicho ha gustado o calado a otra persona. Tú insiste y verás como llegan los seguidores.

      Gracias por compartir tu estrategia! Me parece muy buena idea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *